La participación ciudadana es un derecho que se fortalece con la diversidad.

La sociedad actual está más interconectada e informada que nunca y eso es una fortaleza. La incidencia que tienen las comunidades étnicas, los niños, niñas y adolescentes, la comunidad LGBTIQ+ entre otras, en las decisiones que se toman en sus contextos y realidades, es cada vez más protagónica.

El desarrollo sostenible de cualquier comunidad en el siglo XXI exige de la participación de los distintos grupos poblaciones que las conforman, de incluir sus visiones, saberes y realidades en las acciones que se lleven a cabo para el mejoramiento de la calidad de vida.

Desde IN-TEGRA fortalecemos a las organizaciones, comunidades, líderes que trabajan en los territorios por el desarrollo sostenible, la garantía de los derechos y el mejoramiento de la calidad de vida. Por medio de herramientas prácticas, metodologías basadas en el contexto y conocimientos dirigidos al mejoramiento y fortalecimiento de las capacidades de gestión de cada uno de estos actores, con el fin de obtener los resultados que cada uno de ellos se proponga.


Volver a Temas IN